Agresividad, violencia y Arteterapia

agresividad y arteterapia

¿Qué tiene que aportar el arteterapia en cuanto a la agresividad? ¿Debe canalizar el impulso agresivo? ¿Debe darle un lugar? ¿Qué puede suceder en una sesión de arteterapia?

 El ser humano en el proceso de socializar y crecer va internalizando normas, límites y pautas. Estas proceden de la familia, el entorno, la escuela, las autoridades morales y el mundo mediático. Esa internalización hace que en muchos casos la persona inhiba conductas de agresión, hostilidad, violencia en determinados contextos y derive esa energía a otras actividades socialmente aceptadas.

 Hay personas que dirigen esos impulsos agresivos hacia si mismos, penalizándose por los actos que realizan, somatizando la agresividad en órganos -estómago, corazón… – tensionando el cuerpo, convirtiéndolo en una especie de coraza para protegerse de si mismos o de los demás, etc. Otras personas, sin embargo, dirigen esa agresividad, de manera inconsciente hacia personas que aman, la pareja, los hijos, amistades, etc. Y otras buscan el límite entre vida y muerte practicando deportes de riesgo o realizando conductas que puedan perjudicarlos.

Sobre todo en este momento histórico en que lo políticamente correcto inunda el discurso, si no damos espacio para la contradicción, la incoherencia, los deseos destructivos, no estamos dando espacio al ser humano. El ser humano no solo se dirige hacia la vida, si no que muchas veces se dirige hacia la muerte, sin poder frenar ese deseo de querer dejar de vivir. Una de las posibilidades de la arteterapia es dar lugar a ese deseo, darle forma, crear una producción a la que poder someter esos deseos para sublimarlos, para calmar esa sed, que como toda fuente, no dejará de brotar desde el nacimiento hasta la muerte.

 No me quiero olvidar de grandes maestros de horror contemporáneo desde Edgar Alan Poe pasando por Stephen King -este último es un claro ejemplo de cómo puede canalizarse la agresividad en un acto de creación y fantasía y además vivir de ello-, Alfred Hitchcock, Stanley Kubrick. Luego tenemos ejemplos en el mundo del arte, como Miquel Barceló, y otros tantos que dirigen su impulso agresivo al mundo artístico. En el ámbito de la fotografía David Nebrera roza todos los límites rozando el límite al ser diagnosticado de esquizofrénico esa rozadura le permitió vivir y Joel-Peter Witkin que fotografía cadáveres. Hace poco también hablé de la exposición de Bodies , en la confección de la exposición no deja de haber un elemento de agresividad y hostilidad, esta vez usando el cuerpo humano como elemento plástico. En televisión podemos ver la inclusión de protagonistas violentos como en las series americanas Dexter , The Following – , American Horror Story o Hannibal (el clásico Hannibal Lecter).

arteterapia y agresividad 2

Hay un libro muy interesante, llamado El encuentro con la Sombra: el poder del lado oscuro de la naturaleza humana, dónde además se aborda este concepto de una manera integral, no solo el componente agresivo de las personas, si no también, aquello que rechazamos de nosotros mismos, y que adjudicamos a los demás: Yo no soy malo, el otro es el malo, yo soy buena persona, él es mala persona, yo solo quiero el bien, el otro es el que quiere hacer el mal. Esa coraza en que no reconocemos nuestras propias tendencias agresivas y solo podemos proyectarlas a los demás, porque reconocerlas sería responsabilizarnos de que nosotros también deseamos que el mundo se destruya, que las personas sufran, o por lo menos, las personas que nos caen mal o nos han hecho algún daño. Victor Frankl deja claro en El hombre en busca del sentido claro que los que sobrevivieron a los campos de exterminio nazi no fueron precisamente los mejores (a nivel moral).

 Además quisiera añadir el vínculo dolor-placer no puede separarse. Por ejemplo en la sexualidad, el límite de dolor disminuye y a veces queda confundido con el placer. Muchas prácticas BDSM que para las personas no practicantes pueden crear malestar, se basan en el dolor-placer, en la humillación, o el sometimiento, pactado entre personas adultas. Y no hay que irse a prácticas BDSM si no que en prácticas dónde no existe esta etiqueta, hay impulso agresivo, que es el motor sexual: te comería, te voy a comer, aquí te pillo y aquí te mato, vas a ver lo que es bueno (esta última frase está siendo usada como amenaza para iniciar el acto sexual), etc.

 Otro gran ejemplo es el mundo mediático, políticos que son enjuiciados bajo el disfrute de los espectadores, que quieren que el escándalo público se magnifique: pagarás por eso, se veía venir, yo nunca me fie de él, si ha robado que lo pague. Y el placer y disfrute del público ante la caída de los líderes, sean del partido político que sean. Es una especie de nuevo coliseo romano.

Necesitamos dar espacio a la agresividad, a la proyección de nuestra agresividad sobre todo en los demás, tanto como necesitamos respirar.

arteterapia y agresividad 3

¿Es mala la agresividad? No, la agresividad, el impulso agresivo y destructivo es humano, es sano y es real. Sólo cuando interrumpe a la persona, o o es descontrolado y se torna en un impulso que no puede frenarse, diríamos que es necesario un trabajo en profundidad. Por un lado saber el origen de esa defensa, porque hay que recordar que agredir es también defenderse de lo que se considera una amenaza y por otro lado ver en qué ámbito vital la persona puede ubicar ese impulso.

¿Cómo se trabaja desde la arteterapia la agresividad? Arteterapia puede tener muchos límites, pero entre sus límites no está la censura de la agresividad. Cuando se trabaja mediante herramientas plásticas, la agresividad tiene un espacio real y físico. El paciente puede:

En cuanto a acciones: Romper, desmenuzar, pegar, trocear, agujerear, esconder, guardar, cortar, embadurnar, tapar, desechar, atar…

En cuanto a creación: Puede crear un personaje, ponerle nombre, hacerlo transitar por una historia dramática que acabe por matarlo, hacer que sufra emocionalmente, que viaje a lugares peligrosos, que tenga malas relaciones o que nunca encuentre lo que desea , etc. También puede la persona realizar un muñeco, una pierna y colocarlo en otro lugar, darle múltiple funciones y significados tanto a los objetos como los cuerpos.

Recuerdo una sesión que tuve con una persona adulta, que en un determinado momento de la terapia sintió la necesidad de romper una producción que había realizado. Yo le pregunté si estaba seguro de querer romper ese elemento, me dijo que si y le propuse guardar esos fragmentos despedazados por si en otra sesión quería recuperarlos. Sesiones más adelante incorporó algunos pedazos de esa producción a una nueva producción más elaborada y desechó otros.

En arteterapia hay un espacio para la agresividad plástica, este espacio no es censurado, no es enjuiciado, se cuida que la persona se sienta segura de expresar plásticamente la necesidad del momento, mostrando una mirada serena ante su obra.

Existen trabajos y artículos que abordan la agresividad y la arteterapia. Se ha trabajado con personas que han sufrido violencia de género, en casas de acogida, etc.

Tesis:

Aplicaciones del arteterapia con adolescente gravemente vulnerado de Carolina A. Poblete (2008) (enlace)

Papeles de arteterapia (revista):

Posibilidades de autoretrato fotográgrico como herramienta terapeutica en mujeres víctimas de violencia de género: experiencia de un taller de Alejandra Zolezzi Vera (enlace)

Acompañando a Blanca. Trastornos de la conducta alimentaria y arteterapia de Marian Alonso (enlace)

Quiero y no puedo. De las resistencias y los límites en un proceso de arteterapia grupal y violencia de género a través del seguimiento de un caso de Pilar Ascaso Palacín (enlace)

Arteterapia y fibromialgia: las resistencias del dolor de Araceli Guiote González (enlace)

Artículos Prensa:

Arteterapia: la manera de evitar niños violentos (enlace) [En este caso, yo no hablaría de evitar niños violentos, si no de dar espacio a esa violencia, para que puedas expresarla. No hay que olvidar, que en el proceso de exploración infantil, es habitual que el niño se comporte de una manera amoral, por ejemplo haciendo sufrir a pequeños animalillos, como molestando a otros niños con los que no existe ningún vínculo empático, sin medir las consecuencias de lo que le puede estar doliendo al otro]

Anuncios

Formación arteterapia 2014-2015 Arteterapia: Las artes del cuerpo como proceso de transformación

AT Marabal 3

 

Si algo se peca en algunas formaciones de arteterapia, es o bien que se decantan por la teoría pura y dura o bien por la práctica proponiendo o bien talleres o bien procesos de creación de un lenguaje artístico o de varios interrelacionados (danza, plástica, escritura creativa, etc.).

En nuestro caso en marabal, la parte teórica ha quedado en segundo lugar, y se pedía al alumno que creará un diario creativo a lo largo de todo el proceso y otro diario de tipo reflexivo con posibilidades de aplicación en su mundo laboral cercano.

¿Es suficiente? No, claramente insuficiente. Precisamente uno debe ser honesto con las carencias de lo que ofrece y trabajar para mejorar año tras año la propuesta formativa. Precisamente para dotar al alumno en el uso no solo de herramientas, si no de experiencias para enfrentarse con la realidad.

Durante el 2014-2015 realizaremos el segundo curso de formación y antes de presentarlo quisiera plantear una serie de preguntas respuesta para clarificar conceptos y dudas:

¿A que te habilita esta formación? A trabajar en proyectos creativos como acompañante e ideador. A profundizar en los procesos de creación, a complementar con nuevas propuestas y visiones el acompañamiento de grupos.

¿A que no te habilita?
A ejercer como arteterapeuta

¿Cómo fue la experiencia del curso 2013-2014?

La experiencia del primer año de formación Arteterapia: Las artes del cuerpo como proceso de transformación no pudo ser mas rica. Y aunque pudo pedirse un nivel de exigencia mayor se enfatizó el acompañamiento de los alumnos. Uno de los núcleos que queremos conservar es el acompañamiento al alumno. Sabemos que durante un proceso de formación de arteterapia se movilizan muchas emociones y que cada alumno parte de un momento vital determinado. Acompañar eso no es fácil, puesto que se requiere de capacidad de escucha y diálogo.

AT Marabal presentación proyectosSi bien es cierto se trata de un proceso de formación y no de un proceso terapéutico, las personas no somos seres exclusivamente racionales y capaces de dominar las emociones. Desde luego que se producen dentro del grupo, encuentros y desencuentros, situaciones vitales que acaban afectando a la formación y el quehacer del profesor/a es contener y dar espacio a eso que se mueve.

Si algo no hago, ni hacemos desde Marabal   es vender humo u ofrecer simulacros. Es muy importante que la persona sepa a que se apunta. Lo que no sabrá es como se verá afectada por el recorrido. Ya que el recorrido de la creación y del arteterapia es: denso, profundo, superficial, dificultoso, angustiante, alegre … No hay nada de la vida que no participe en un acto de creación.

Los/las alumnos nos brindaron momentos genuinos y de entrega, desde el primer momento, tuvimos la suerte de contar con un grupo que respetando las individualidades, decidieron crear juntos, un recorrido que comenzó por lo corporal con Nuria Banal a cargo, luego la unión de lo corporal y lo plástico con María Navarro, yo tomé el testigo vinculando cuerpo y escritura creativa, para luego continuar con teatro y el fascinante mundo de la creación de personajes y marionetas.

Puedo decir que la experiencia ha sido muy completa y que agradezco a cada uno de los alumnos sus aportes, sus sensibilidades, su curiosidad. Por supuesto al equipo de profesores con los que he aprendido mucho y espero seguir aprendiendo

Los personajes que nos habitan por dentro.
Los personajes que nos habitan por dentro.

 

Fruto de la reflexión, este año hemos realizado modificaciones tanto en la cantidad de horas, como en la planificación del mismo para hacerlo una formación más completa.

Aprovecho para poneros el temario de este curso 2014-2015 y os emplazo a mirarlo con cariño 🙂

PROGRAMACIÓ ARTTERÀPIA 2014-2015

Grupo Marabal 2013-2014

 

Formació en Arteràpia amb la possibilitat d’especialitzar-se en una tècnica.

De novembre de 2014 a maig de 2015:

  • 11 dissabtes quinzenals, més 2 caps de setmana i 1 dissabte de tancament (calendari detallat a sota)
  • Tutories individuals i supervisió (5 hores)
  • Treball personal 20 hores

 

PRESENTACIÓ

La Formació en Arteràpia s’adreça a totes les persones interessades en aquesta metodologia tant personalment com per a la seva aplicació en l’àmbit professional: educació, salut, art i/o intervenció social. 

La proposta aprofundeix especialment en el potencial terapèutic del procés creatiu i de les disciplines artístiques en si mateixes. Es tracta tant de comprendre l’enfocament metodològic de l’Arteràpia com de descobrir i aprofundir en les tècniques artístiques en la seva dimensió creativa.

Coordinació: Núria Banal.

Professorat: Núria Banal, Òscar Galindo, Mario Robles, Maria Amparo Navarro, Joel Álvarez.

 

PROGRAMACIÓ: Calendari i continguts

El programa proposa un recorregut a través de diferents disciplines de les Arts del Cos, per tal que l’alumne pugui explorar les possibilitats de cadascuna d’elles, així com viure les connexions que es poden dur a terme en un procés de transformació creativa. El dos caps de setmana conclouen dos processos: un centrat en la dansa, i l’altre, en el teatre. Amb una instal·lació coreogràfica el primer, i un espectacle d’orientació teatral el segon.

15 novembre. Introducció a l’Arteràpia: Marc teòric, simbòlic i regles. 

29 novembre. Expressió i Dansa Creativa. Presència.

13 desembre. Plàstica-teràpia. El rastre del cos.

10 de gener. Dansa creativa i Escriptura creativa.

24 gener. Dansa Creativa: dinàmiques de reflexió.

7 de febrer. Dansa Creativa: anàlisi de casos.

21 i 22 de febrer. Interrelació de llenguatges. Dansa-plàstica.

7 de març. Arteràpia. El concepte de personatge. Teatre teràpia.

21 de març.Teatre-teràpia. Els personatges del jo (I).

11 d’abril. Teatre social aplicat a l’Arteràpia. Els personatges del jo (II).

25 d’abril. Teatre teràpia i escriptura creativa. Els guions.

9 de maig. Teatre teràpia i plàstica teràpia. 

23 i 24 de maig. Integració paisatges i personatges.

6 de juny. Tancament: elaboració del procés i marc teòric.

Horaris: els dissabtes quinzenals, de 10 a 15 h. El caps de setmana: 7 h dissabte i 4 h diumenge. El dissabte de tancament, de 10 a 14 h, i de 15:30 a 18:30 h.

 

OBJECTIUS

  • Comprendre el marc teòric i metodològic de l’Arteràpia
  • Explorar la dansa com a mitjà terapèutic, tot descobrint nous simbolismes i qualitats de moviment en la presència dansada
  • Explorar la plàstica-teràpia a través de la transformació creativa dels rastres del cos
  • Descobrir l’escriptura creativa com a eina d’elaboració creativa
  • Desenvolupar un procés creatiu amb la dansa, tot descobrint personatges
  • Consolidar un primer procés de transformació creativa amb la interrelació del concepte plàstic d’instal·lació i la dansa
  • Aprofundir en el concepte de personatge de l’Arteràpia
  • Utilitzar eines del teatre social per descobrir rols i personatges nous
  • Utilitzar l’escriptura creativa per crear un guió
  • Explorar el teatre com a mitjà de transformació terapèutica
  • Interrelacionar teatre i plàstica
  • Consolidar un segon procés de transformació creativa amb la interrelació d’espai escènic i personatges teatrals

 

MÉS INFORMACIÓ:

http://dansa-lliure-expressio-nuriabanal.blogspot.com.es/p/arterapia.html

http://espaimarabal.blogspot.com.es/2013/01/un-cuadro-tiene-vida-propia-como-una.html

marabal@marabal.org

 

Quiero no (no) quiero cambiar

Norberto Fuentes 2007

Imagen: ¡El desierto crece! 2007 del autor Norberto Fuentes

Simplificar un ser humano es reducirlo a un conjunto de rasgos de comportamiento y emociones estandarizadas. Las personas no somos entes automáticos que reaccionamos a los estímulos de igual manera. Somos seres llenos de incógnitas y dudas. Estamos en movimiento y direccionamos nuestros deseos hacia donde creemos que es nuestro “mejor lugar”.

En arteterapia, se presenta un ejercicio de envoltura, como en cualquier ámbito terapéutico en el cual la persona que solicita ser acompañada puede, y de echo suele, estar solicitando sin saberlo el lema:

quiero no (no quiero) cambiar

Muchas personas vienen a consulta para asegurarse que no sucederá ningún cambio en su vida. Se aferrarán a sus posturas y conductas con un disfraz de simulacro, de supuesto deseo de cambio, tanto en lo discursivo como en la producción artística.

No se debe culpar, y menos en un espacio arteterapéutico, a la persona que presenta este discurso, ya sea explícitamente, como inconscientemente. No acompañamos para enjuiciar, si no para sostener hasta que la persona permita que en su producción aparezcan, también, las veladuras que en su discurso puedan indicar un inicio de cambio.

Muchas veces me encuentro con la resistencia, lícita y humana, por cambiar que se articula de distinta manera en cada sujeto. Hay que agotar la producción para que el sujeto esté cada vez más cerca de su deseo genuino y no del deseo artificial por haber cambiado. Me encuentro con personas que me dicen:

Me va muy bien el arteterapia, me noto más aliviado, que veo las cosas de otra manera, más positivo. Me has ayudado mucho, me siento más feliz…

En una primera fase, ese acto que puede ser muy sinceró debe escucharse con cautela. Hay que analizar la producción y preguntarse ¿Que elementos se repiten? Hay algún cambio en el tratamiento del color, en los dibujos o en la escritura que denote una equivalencia a ese supuesto cambió discursivo?

Ninguna terapia alivia per se y de manera inmediata algo que ha ocasionado dolor y síntoma en una persona. Normalmente los procesos de cambio verdadero son costosos y requieren de una renuncia del sujeto, muchas veces inasumible, a determinados modos de enfrentarse con el binomio realidad/ideal.

¿Entonces que debemos hacer cuando un sujeto nos dice que quiere cambiar? Esperar que en ese deseo también emerja un  NO que frene el proceso de cambio. Al fin y al cabo, el resultado de quien somos, también depende de lo que creemos que permanece y si empezamos a cambiar, eso que somos se desintegra.

El verdadero cambió sucede cuando el sujeto no tiene ni idea de que de hecho ha comenzado a cambiar y esta integrando partes de sí que estaban fragmentadas o tenían una comunicación entre sí conflictiva. El verdadero cambio lo ven los demás antes que uno, puesto que para notar el cambio se requiere una buena distancia con la producción y uno mismo que normalmente no se tiene en pleno fervor del síntoma.