Qué supone viajar (2a Parte)

 La envidia es una emoción que muchas vece se considera poco sana.  También la envidia es uno de los siete pecados capitales. Pero la envidia para mi es una emoción muy sana e interesante para la creación.

Muchos niños cuando dibujan, se fijan tanto en lo que realizan los adultos, como en lo que realizan otros niños. El afán es copiar, imitar, emular lo que otra persona que consideran más interesante realiza.

No solo los niños, cuanta cantidad de productos visuales, películas, etc. copian, emulan o realizan guiños de escenas, diálogos, estereotipos, etc. Cuántas de estas tramas de las películas tienen su origen en los mismos mitos griegos, en pasajes de la Biblia, fábulas…

 En una época en que la copia, la reproducción y la difusión de imágenes, videos, textos y elementos interactivos, en la época de los programas p2p, de la difusión online, etc. Tenemos un sinfín de imágenes y de estímulos, un grupo heterogéneo de significados, significantes, metáforas y metonimias, organizado a partir de un gran caos escénico y casi metafísico.

 Estando en el museo de BBAA de Bilbao me encontré con la artista Susana Talayero.. Me quedé obnubilado con sus creaciones, y no solo eso, con su disposición en el espacio. Me llamaron la atención sus personajes, sus trazos, los materiales que usaba. Había colocado su material como si de un inmenso estudio se tratase, acumulando las obras no solo en las paredes, si no en el suelo, encima de mesas, etc.

20160326_183147
Obra Susana Talayero

Estando ya en la tienda del museo me encontré con varios fanzines de la artista, fanzines muy interesantes que estuve a punto de comprar, pero que por falta de tiempo no lo hice.

Pero me llevó a la reflexión ¿Y si de mi experiencia de viaje puedo realizar un fanzine? Y si utilizo un soporte similar y realizo una creación. No tanto para realizar un mismo proyecto que ella, si no para aprovechar la experiencia y mirarla desde otro punto de vista, el mío, pero reconociendo el motor de origen en la obra de Susana.

Explorar a partir del hilo que me ha conectado de la obra de otro.  ¿Quizá fuera envidia? En los grupos de arteterapia suele suceder que hay miradas de los unos y de los otros, y las obras de los demás, por lo general suelen tener más valor que las propias. Además cuando una persona utiliza un material de determinada manera, que por uno mismo no hubiera pensado que pudiese haberse así, existe la tendencia a repetir y emular eso que ha agradado. Forma parte de la exploración y ampliación de los propios recursos.

20160326_182818
Obra Susana Talayero

 Por eso tengo en cuenta la envidia como motor de creación, ese deseo de ser como lo que hace el otro, y a la vez ser valorado. Ese motor que nos hace desear más y querer alcanzar lo que los demás parece que han alcanzado.

Primera parte

que supone viajar p1 rx

 

Anuncios

Qué supone viajar (1a Parte)

Viajar es trasladarse de un lugar a otro. Pero no solo eso. Viajar es sumergirte en un simulacro en el que una parte de tu ser se desvanece. Es abrirte a una ladera desconocida, donde las convenciones que tienes asumidas se trasladan. Viajar es un desprendimiento de tierra.

20160326_144012
Obra de Louise Bourgoise Mamma

Esta semana Santa decidí viajar acompañado a Bilbao bajo el reclamo de Louis Bourgoise. Hace dos años, si no recuerdo mal, me la imprescindible tesis sobre la artista realizada por Amaia Zurbano titulada Louse Bourgoise el Arte como mediador entre el artista y el trauma. Desde el minuto uno me enamoré de esta artista que desconocía. Poco a poco me he ido interesando más por ella. Como mis estudios de base no son bellas artes, tengo muchas lagunas a nivel artístico y normalmente en los museos me muevo más por inquietud que por trayectoria explicativa de la biografía artística.

 Pero para que esto suceda tengo que estar abierto, receptivo y mirar más allá.  La exposición versaba sobre las celdas que creó, pequeños microcosmos de la artista. Como arteterapeuta me interesa mucho las repeticiones que hacen en los artistas en su producción. Puesto que acompaño las repeticiones de las personas que hacen de rol de paciente.

 ¿Qué repeticiones había en la exposición? Alfileres, agujas, arañas, tela, espacios cerrados con huecos por los que mirar, sexualidad explícita, velada, cuidado y reparación, mucha reparación.  Me interesa aquel artista que experimenta e investiga e intenta explicar su proceso, no para trasladarlo a la arteterapia, sino porque para mí el arte tiene tres direcciones básicas o por lo menos puedo decir que hay tres direcciones que me interesan:

  •  La dirección terapéutica: aquellos artistas que consideran que mediante un proceso de creación sanan alguna parte de sí mismos.
  • La dirección educativa: aquellos artistas que vinculan su proceso artístico con elementos educativos o pedagógicos.
  • La dirección crítica: Aquellos artistas que mediante su propuesta artística se posicionan de manera crítica con respecto a la situación política, social, económica, religiosa, etc. del lugar donde viven.

 Puedo decir que no me interesa la noción del “arte por el arte” si no de un arte con una función que revierta en lo social.

20160325_130618
Obra de Louise Bourgoise

Con todo y con eso mi principal dificultad es para un arte más clásico, me interesa el arte contemporáneo porque explora el malestar social de manera plural y con soportes y lenguajes artísticos diversos; instalación, pintura, fotografía, performance… Escucho muchas veces “no entiendo esta obra” “esto lo haría un niño de 5 años” pero el arte siempre tiene contexto, y una determinada visión o técnica aparece en un determinado lugar debido a que rompe o cuestiona algo del contexto.  Por eso y siguiendo un poco las indicaciones de Imanol Aguirre y Fernando Hernández lo interesante es no es la noción de artista clásico que tiene un don innato, sino de un artista inserto en una comunidad. El artista solo, por sí mismo no logra nada si el contexto no lo permite.

Por eso para mí la noción actual de la persona o grupo de personas que se consideran a sí mismos artistas es en una visión en que yo los considero sobretodo investigadores.

20160326_181020
Obra de Tapies en museo BBAA Bilbao

Cuando entro en un museo, que no deja de ser un espacio de encuentro artificial, siempre entro con resistencias, porque no sé qué me voy a encontrar y eso no me suele gustar. Pero si me permito estar, quiero recorrerlo a partir de pequeñas pistas que toquen conmigo; intuitivamente.

Por ejemplo en el museo de bellas artes de Bilbao primero pasé por una exposición de arte renacentista y sin saber a dónde iba, conocí autores desconocidos que me dejaron sorprendido. Y pensé “quiero saber más”. Ese quiero saber más es el que deseo a despertar/recordar/invocar/agitar en las personas que se colocan como pacientes teniéndome a mí como arteterapeuta.

Y voy de un lugar a otro, siguiendo pistas como Hansel y Gretel para volver de camino a casa, y seguramente me pierda en mitad del proceso, me rapte una Bruja pero también pueda liberarme.

Segunda Parte (en construcción)

que supone viajar p2 rx
Exposición Museo BBAA de Susana Talayero